Levantan, golpean y amenazan a alcalde en Guerrero; desaparecen a sus policías

Policia_revoluciontrespuntocero

 

El alcalde perredista de Cuetzala del Progreso, Feliciano Álvarez Mesino, reveló a Proceso que a principios de abril fue retenido, golpeado y amenazado por el narco por eso tuvo que “retirarse algunos días” de su municipio, ubicado en la zona norte de la entidad lugar donde la disputa entre bandas delincuenciales mantiene sometidas a las autoridades y aterrorizada a la población.

Álvarez Mesino dijo que desde hace un mes en Cuetzala no hay policía municipal porque 10 de sus 12 elementos fueron “levantados”; dos de ellos aparecieron ejecutados en la ciudad de Iguala y el resto siguen desparecidos, por eso simplemente advierte: “si el gobierno federal y estatal no me apoyan, voy a dejar el cargo”.

La postura de este alcalde perredista contrasta con la de sus homólogos de Teloloapan y Apaxtla, Ignacio Valladares Salgado y Efrain Peña Damacio, respectivamente, quienes frente a los hechos de violencia registrados durante los últimos días, también han exigido ayuda oficial para confrontar a la delincuencia pero se aferran a sus cargos.

No obstante, los testimonios de los tres alcaldes perredistas reflejan el drama que se vive en los 15 municipios que conforman la zona norte y los nueve de la región de la Tierra Caliente de la entidad donde la brutal disputa entre dos grupos delincuenciales identificados como La Familia y Guerreros Unidos exhibe la omisión e indolencia gubernamental.

El alcalde de Cuetzala, municipio marginado y destrozado por el narco, quien había callado frente a la grave situación que se vive en esta zona, decidió romper el silencio para contar su historia debido a que afirma que las autoridades estatales y federales a pesar de tener conocimiento de la dramática situación los han dejado solos como autoridades locales.

En entrevista con Proceso, Álvarez Mesino reveló que el pasado 10 de abril fue interceptado por un comando en las inmediaciones del municipio de Cocula cuando se desplazaba en su auto acompañado por su escolta sobre la carretera federal.

El edil perredista, quien fue secuestrado el 23 de abril de 2012 en pleno proceso electoral y liberado 18 días después, se limitó a decir que los sicarios “lo golpearon” y se abstuvo de identificar al grupo criminal que los retuvo porque le prohibieron hablar sobre este hecho que por miedo no denunció ante las autoridades ministeriales y por ello tuvo que “retirarse unos días” de su municipio por seguridad.

Dijo que después de la golpiza que le propinaron los sicarios, la tarde del viernes 26 de abril un grupo de 40 sujetos armados irrumpió en la cabecera municipal de Cuetzala y se llevaron a 10 policías municipales y dos civiles.

Al siguiente día, fueron localizados tres hombres ejecutados al interior de una casa de seguridad en la ciudad de Iguala. Dos de las víctimas eran policías municipales de Cuetzala y otro más un comerciante del mismo municipio que fue levantado junto a los uniformados.

A la fecha, el resto de los ocho policías no han sido localizados, refiere el edil perredista durante la entrevista realizada este viernes 24 de mayo.

Álvarez Mesino dice que pensó en renunciar al cargo después de que prácticamente le desaparecieron su corporación policiaca.

Fuente: Proceso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s